Una vela más al pastel del club de los corazones solitarios.

Por: Monserrat Carnero


Foto: El País

Este 26 de mayo se celebró un aniversario más del Sg. Pepper’s lonely hearts club band. A más de 50 años de su estreno, el octavo disco del cuarteto de Liverpool sigue dando de qué hablar.

Considerado una obra maestra, con sus mezclas de fuzz, guitarras, pianos y orquesta, éste disco es uno de los más importantes de la historia del rock n roll. Lanzado en Reino Unido el 26 de mayo de 1967 y el 2 de junio en Estados Unidos, fue durante 15 semanas consecutivas el número uno de acuerdo al UK Albums Chart.

Podemos imaginar su belleza: abrimos el vinilo que desprende su característico aroma, y lo desplegamos. Es un álbum doble lleno de colores, con un arte nunca antes visto que se convertiría en un ícono de la cultura psicodélica. Cuando la aguja toca el vinil, comienzan las primeras notas de lo que se convertiría en el himno de los 60’s. El murmullo que se interrumpe con los primeros riffs de una guitarra, los instrumentos de viento acompañando las voces de The Beatles. Nadie hubiera imaginado algo así antes.

Ningún otro disco había logrado paisajes musicales como éste. El álbum definió lo que se consideraría como el espíritu del lsd y el amor. Con sus casi 40 minutos de duración, 700 horas tomó la confección de uno de los álbumes más aclamados en la historia de la industria musical.

Para festejar su aniversario 50, en 2017 se lanzó una edición especial remasterizada del álbum. El álbum fue mezclado por Giles Martin y Sam Okell en estéreo y sonido surround 5.1, e incluye más de 30 grabaciones inéditas.


Foto: Wrap.Ia

Canciones como Strawberry fields forever y la bellísima Lucy in the sky with diamonds resuenan en como cultura popular hasta nuestros días. Aún en la época en la que Bad Bunny y J Balvin son la sensación musical, las sutiles pausas, las subidas y las bajadas del Sgt Pepper nos siguen conmoviendo. Aún llena de luz cualquier habitación, aún nos maravilla el cover del álbum, su desfile de personajes icónicos: Dylan Thomas, Diana Dors, Marlene Dietrich, Marx, Poe… una mezcla inimaginable de rostros conocidos.

La portada del Sgt Pepper pertenece a la imaginación de Paul McCartney, exhibe una verdadera muestra de arte moderno que define perfectamente la época a la que pertenece. Gracias a la habilidad de los artistas Jann Haworth y Peter Blake, iconos del imaginario colectivo acompañan a Ringo, Paul, John y George, así como una copia en cera de sí mismos. Figuras que le ponen rostro al siglo XX decoradas con marihuana y colores, flores y plantas. Un mundo fantástico donde cualquier encuentro puede ser posible.

De esta manera el disco que fue una verdadera revolución en su tiempo, no sólo marcó la historia de la música para siempre, sino que, además, dejó su huella impresa en la historia del arte.

No cabe duda que Sgt Pepper se ha convertido en una leyenda y que llegó para quedarse. Aún tenemos mucho que aprender y disfrutar del álbum más famoso del cuarteto de Liverpool, referencia indispensable dentro de la cultura occidental. El tiempo no parece haber pasado, la Beatlemania continúa.




Foto: Rolling Stone


Gunk

Legal

Redes

Jab

Hook

Blast

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Contacto

Leak

© 2020 Gunk