Mort Garson, uno de los pioneros de la música electrónica.

Por: Diana Bonequi


El recorrido musical de Mort Garson implicó la adaptación a una nueva era, en donde los sintetizadores transformaron la realidad de la música. El artista abrazó la transformación; de una época como compositor y escritor de música pop, dio un paso en donde se estableció como pionero de la música electrónica. Sus obras no sólo tuvieron éxito—aunque discreto— en diversas áreas como televisión, películas y teatro, sino que, con su evolución, lograron trascender incluso de público—a plantas.


Foto: WK


Nació el 20 de julio de 1924 en la ciudad de St. John, Canadá. No obstante, crecería en su país vecino, al mudarse a Nueva York para estudiar en la Escuela Julliard de música y, así, continuar la carrera que comenzó desde los 11 años cuando aprendió a tocar el piano. Después de su graduación como pianista y compositor, la carrera de Mort se vio interrumpida por la segunda guerra mundial, en la que fue llamado a participar. A su regreso, continuó su aventura en la música. Al inicio de su carrera musical, colaboró como letrista en canciones con Brenda Lee (“Dynamite”, 1957) y Cliff Richard (“Theme for a Dream”, 1961). Su primer gran éxito sería por causa de la colaboración con Bob Hilliard en Ruby & the Romantics “Our Day Will Come”.



La faceta inicial de su trabajo fue como músico de sesión, conduciendo, arreglando y componiendo los éxitos populares del momento. Se encargó de intervenir en álbumes como Play the Beatles Songbook y Play the Hits of Simon & Garfunkel de Hollyridge Strings; “Guantanamera”, la canción hit de The Sandpipers (1966); colaboró en dos álbumes con Doris Day, conocida cantante de música pop y jazz popular (Sentimental Journey y Latin for Lovers) y culminó en su carrera comercial arreglando el hit “By the Time I Get to Phoenix” de Glen Campbell (1968).



A pesar de la presencia que Garson tuvo en la música pop, las obras que hoy en día se aprecian más del músico se alejan de este género, tal como él lo hizo cuando conoció al famoso Robert Moog, inventor del sintetizador Moog en los años sesenta. La música electrónica tiene sus semillas desde que el primer sintetizador, el Telharmonium, fue inventado; una vez que Mort Garson descubrió el sintetizador, esa novedosa manera de hacer música, no quiso abandonarla.

Pero como su hija Day Darmet recuerda:


"Cuando mi papá encontró el sintetizador, él se dio cuenta de que no quería seguir haciendo música pop” Garson se encontró con Robert Moog y su nuevo dispositivo en la convención de la Sociedad de ingeniería de audio de West Coast en 1967 e inmediatamente comenzó a jugar con el dispositivo." (Sacred Bones Record, s.f.)


Con esta nueva forma de crear música— casi exclusiva en el siglo XX debido a la reducida cantidad de músicos que contaban con el aparato— Mort Garson dio vida a diversos discos: The Zodiac: Cosmic Sounds (1967), The wozard of Iz (1968), Electronic Hair Pieces (1969), Black Mass(1971), The Unexplained: Ataxaria (1975) y Mother Earth’s Plantasia 1976). Con The Zodiac debuta su entrada al mundo de la electrónica; inspirado en la astrología, Garson describe actitudes de los doce signos zodiacales.



Los álbumes de los años siguientes se basaron sobre diferentes obras, Wozard of Iz como parodia psicodélica del libro y película Wizard of Oz y, en el caso de Electronic Hair Pieces que adaptó del musical Hair, deformando sus melodías pop en desconcertantes sonidos robotizados, algunas más oscuras de lo esperado. Con Black Mass, se movió de la sutil perturbación que empleó en su álbum previo para entrar de fondo a temas considerados ocultistas: “incubus”, “exorcismo”, “el ojo malvado” son algunos de los títulos de las canciones que conformaron este álbum de tono siniestro. Lo inexplicable se percibe en la esencia misteriosa del quinto disco, The Unexplained; descubre en sus canciones que llevan el nombre de prácticas de adivinación que datan de poca explicación racional como lo son el tarot o el I Ching.




Foto: DCS


El último álbum que Mort Garson hizo, Mother Earth’s Plantasia, vino a experimentar con la audiencia, pasa de componer música dirigida exclusivamente para humanos a entretener a las plantas, pues en la portada del disco se especifica que también es para ellas “warm earth music for plants… and the people who love them”. El disco permanecería desconocido hasta su resurgimiento en 2010, obteniendo valor como álbum de culto.


Plantasia llegó tres años después del lanzamiento del libro de Peter Tompkins y Christopher Bird, La vida secreta de las plantas, la cual apareció en la lista bestseller de no ficción en The New York Times entre títulos como The Joy of Sex y How to Be Your Own Best Friend. En La vida secreta de las plantas, Tompkins y Bird recuentan experimentos conducidos alrededor del planeta que supuestamente probaron que las plantas eran mucho más complejas y seres más sintonizados cósmicamente de lo que los humanos imaginaban. Una de sus afirmaciones centrales era que la salud y productividad de las plantas podría ser afectada no sólo al ponerles música, sino el tipo de música que se les pone. Con esta noción vibrando a través de la consciencia, los artistas comenzaron a hacer composiciones designadas específicamente para plantas, en tributo a ellas, o con su colaboración. (Ducker, 2019)


Garson ayudó en la trayectoria de la música electrónica para hacerse conocida, la utilizó en comerciales, documentales e incluso en el aterrizaje espacial del apolo 11 en 1969. Mort Garson fue, sin duda alguna, uno de los pioneros de la música electrónica, y uno de sus mayores difusores también.




Bibliografía

Ducker, E. (21 de Junio de 2019). Music For Plants Is Real (Even If The Science Isn't). NPR. Obtenido de https://www.npr.org/2019/06/21/734471703/music-for-plants-mort-garson-plantasia-stevie-wonder

Sacred Bones Record. (s.f.). Obtenido de https://www.sacredbonesrecords.com/products/sbr3030-mort-garson-mother-earths-plantasia

Gunk

Legal

Redes

Jab

Hook

Blast

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Contacto

Leak

© 2020 Gunk