Guía de viaje: Tokio

Por: Miguel Martínez Nava


Con una población de 36 millones de habitantes, Tokio, la capital de Japón, se yergue como la metrópolis con mayor aglomeración urbana del mundo.

En cualquier metrópoli existen distintas opciones para cubrir nuestras necesidades turísticas. Estas van desde precios elevados a precios más moderados, tanto como para hospedarse, comer o pasear. Adicionalmente, hay ciertas recomendaciones que se pueden seguir para que, independientemente de lo que es elija, el presupuesto no sea ridículamente alto.


Hospedaje:

En una gran ciudad como Tokio, el hospedaje deja mucho que pensar, ya que dada la inmensidad de la ciudad y las grandes distancias que separan los puntos turísticos, debemos tomar en cuenta muchas cosas antes de comienzar la búsqueda de algún hotel o Airbnb. Por lo general, las recomendaciones sugieren hospedajes cerca de las estaciones de Shinjuku, Shibuya, Ueno o Tokyo, pero en cualquiera de estas opciones, los precios serán sumamente elevados. Todas las estaciones mencionadas se encuentran en la línea verde del “JR” (Japan Railways).


La opción más accesible, con una ubicación céntrica, se encuentra hacia la línea Yamanote. La capital nipona ofrece una gran variedad de eventos, actividades y festivales de noche en Shinjuku, una cosa a tomar en cuenta para disfrutar de la vida nocturna, es buscar hospedaje cerca de Shin-Okubo.




La cultura japonesa es siempre un enigma para el turista occidental. Los parques, museos y espacios al aire libre, los cuales proporcionan un agradable respiro del paisaje urbano y del flujo incesante de la ciudad, se encuentran cerca de la estación de Tokyo. Una buena alternativa la podemos encontrar alrededor de Kanda o Shimbashi. Tokio es una de las ciudades más glamorosas del mundo. En Shibuya y Harajuku es posible encontrar marcas de ropa únicas creadas por los nipones.

Tokio es un centro cultural donde se pueden encontrar muchos santuarios y templos que se remontan a miles de años atrás, una buena elección para hospedarse es cerca de estos es Ebisu o Meguro.

Todas las estaciones anteriormente mencionadas están en la Yamanote line. Lo ideal es adquirir un pase con varios viajes en el JR, y así trasladarse fácilmente entre la mayoría de los lugares de interés turístico.



Comida:

La gastronomía en Japón además de ser deliciosa, impresiona con la cantidad de opciones que nos ofrece, así como los distintos barrios en los que se encuentran.

Aunque existen muchos restaurantes de lujo como el Aragawa, Rokkasen y el Sukiyabashi, la comida en Tokio es todo un mundo por descubrir. Por cierto, Tokio es la ciudad con más estrellas “Michelin” del mundo.

Los nipones viven con un grado de exigencia muy alto, y eso se nota en el nivel de su gastronomía. Hay que tener en cuenta que a la hora de la comida, existen costumbres y reglas que se deben conocer y respetar.

Tokyo es una ciudad muy segura, que puede ser explorada sin miedo. Caminar alrededor de Shinjuku, Ikebukuro y Shibuya, te garantiza una experiencia inolvidable a la hora de escoger tus alimentos, pues al recorrer las calles encontrarás un sinfín de letreros con luces neón, en las que prácticamente hay posibilidades infinitas para comer delicioso, sin importar que sea un lujoso restaurante o un pequeño puesto en la calle.

El Rokkasen es uno de los mejores restaurantes en Tokyo. Se trata de un restaurante de tipo “All-you-can-eat”, que ofrece a sus clientes cortes de carne finos, frutos del mar y bebida, todo lo que puedas comer y beber, por cierto número de horas.



Turismo:

En Tokio siempre hay mucho que ver y hacer.

La idea a de recorrer una metrópoli tan grande y abrumadora como Tokio, puede parecer intimidante, sin embargo, es una ciudad que vale la pena visitar.

Como antes mencionamos, la movilidad entre los puntos turísticos de Tokio se lleva a cabo cerca de la línea verde o “Yamanote line”, por lo que la mejor es opción, es es dividir la ciudad en barrios o áreas distintas.

Las atracciones turísticas más importantes de Tokio comienzan con los templos. Algunos de ellos son el Asakusa, Meiji Jingu, y el palacio imperial de Tokio. La mayoría de ellos son gratuitos. Visitar barrios, como Shibuya y Shinjuku, es gratis, y muchos de sus parques también lo son. Si te gusta el animé y los videojuegos, o caminar por ahí, Akihabara es sorprendente, ya que se encuentran cantidades inimaginables de muñecos coleccionables, disfraces y videojuegos solo lanzados en Japón.

Meiji Jingu, qué es uno de los templos más frecuentados por turistas, también es visitado ocasionalmente por japoneses que buscan pedir algo o agradecer. Se encuentra en la estación de Harajuku.

Por cierto: los precios de las entradas a museos, templos y atracciones varían demasiado.


Museos

Los museos en Japón son tan contrastantes como todo lo que ofrece esta metrópolis. Existen museos para conocer la historia de este gran país, como el museo nacional de Tokio, el museo de Edo y el museo del samurai. O museos de arte, como el centro nacional de arte de Tokio, el museo de Mori o el museo metropolitano de arte, que ofrecen una variedad inmensa de exposiciones, así como de distintos géneros, tales como moda, arquitectura, diseño y fotografía. Otra visita interesante: el museo digital de “Teamlab Borderless”, un espacio lleno proyecciones digitales y sonidos, que transforman horas de diversión en minutos.

“The Forest of Resonating Lamps” es una de las salas que ofrece el museo Teamlab Borderless, en donde al aproximarse a unas lamparas, éstas cambian de color y emiten un sonido que se construye en relación a la variación de su luz, generando una sensación de sincronía en quien las admira.

Nightlife

Por la noche, Tokio ofrece mucho. Para divertirse, sin duda, Roppongi hills, Shibuya, Kabukicho o Shinjuku son algunos de los barrios a tomar en cuenta.

En Roppongi y Shibuya lo que más abunda son antros y bares, sin embargo, en Shinjuku se encuentra una de las opciones mas interesantes de la ciudad: el Golden Gai, en donde habitan un sin fin de mini bares, al estilo de la post guerra. En el Golden Gai hay bares especiales, exclusivamente para locales, o bien, para los “gaijin” que significa foráneos.

Los Karaokes también son populares entre los habitantes de todas las edades en Japón. La mayoría se encuentran en los barrios ya mencionados anteriormente. Los karaokes en Tokyo funcionan de manera particular, muy diferente a la de otros países, ya que los precios comienzan por bloques de 30 minutos, y pueden prolongarse por tiempo libre. Es tan común el efecto terapéutico que tiene el cantar para los japoneses, que es muy fácil rentar un cuarto de karaoke personal.

Otro de los spots más turísticos pero que valen la pena es el Robot Restaurant, un restaurante que ofrece un show de humanos vestidos como robots y robots en donde el espectador entre cervezas niponas y sakes ve un espectáculo parecido a un anime de la vida real. Luces neon anuncian en Shinjuku y Kabukicho la entrada a clubs nocturnos, bares y espectáculos.



Concluímos nuestra pequeña guía de viaje. Como pudimos ver, Tokio es una metrópoli en donde cada uno de los elementos que el viajero debe tomar en cuenta, pueden ser satisfechos de formas muy variadas, así como con rangos de precio muy distintos. Sea cual sea la decisión que se tome, la capital nipona tiene de todo y para todos: trátese de hospedaje, gastronomía, sitios de interés turístico o vida nocturna, Tokio es una ciudad que no decepciona a nadie, y cuya oferta turística se muestra amplísima, para todos los gustos, y de todos precios.

Fotos: @marnav.miguel



Gunk

Legal

Redes

Jab

Hook

Blast

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Contacto

Leak

© 2020 Gunk