Entrevistas mutuas | Ninasonik + Valody

“Entrevistas mutuas” es una serie de diálogos creativos entre mujeres artistas. Esta vez toca el turno a Valody (PT) y Ninasonik (MX), dos artistas electrónicas que recién formaron parte de las actividades de FemLab, proyecto de producción cultural y académica que aborda las intersecciones entre arte y tecnología con una perspectiva de género

Ninasonik entrevista a Valody

Valody es dj y productora originaria de Viseu, Portugal, una ciudad donde abrazó el objetivo de mantener la música electrónica en el mapa. Sus influencias musicales van desde el techno hasta el electro y el jungle, y su selección fresca y vanguardista siempre está cargada de intensidad emocional y una actitud feroz. Es propietaria y curadora del sello ELBEREC, dj fundadora del evento de música electrónica “GRAVE” y residente en Radio Quântica con el programa “GRAVE”, así como con el programa radiofónico “Física e Química”, en Antena 3.


¿Qué fue lo que detonó que te dedicaras a crear música electrónica y qué tan complicado o difícil ha sido el camino que has tomado?

Valody: Desde mi primera interacción con la música electrónica, me sentí conectada de inmediato con ese tipo de música. Eso me hizo comenzar a escucharla mucho en casa, y no solo en clubes. A medida que adquirí cultura musical, me di cuenta de que sabía algo de buena música que merecía ser compartido, y eso me hizo querer ser dj. Pero primero quise ganar cultura musical, antes de empezar a aprender lo técnico. Y empecé a crear mis primeras producciones antes de convertirme en dj, al principio de manera muy débil, porque no tenía mucho conocimiento técnico. Pero luego adquirí más conocimientos y mi música empezó a mejorar. Aún así, todavía no me siento muy segura de la calidad de mis producciones. Necesito más disciplina; es uno de mis mayores obstáculos, porque me gusta producir sin presión, pero sé que debería tener más disciplina para mejorar mis producciones. ¡Pero estoy segura de que este es un camino que nunca abandonaré! Esto no es para quienes lo quieren, sino para quienes lo sienten.

¿Qué opinas sobre la escena electrónica femenina en tu país?

Valody: ¡La escena electrónica femenina en Portugal es cada vez más fuerte! En los últimos años han aparecido muchos buenos djs y productores, con un mensaje que deja huella tanto en nuestra escena como en la escena internacional. Antes no había muchos djs con un mensaje fuerte y real, ahora sí. Y tenemos un buen ambiente entre nosotros, y esto es importante, para estar unidos y no competir, ¡porque juntos somos más fuertes! El porcentaje de djs mujeres que forman parte de los carteles en Portugal está mejorando recientemente, pero todavía hay muchas injusticias. Hay quienes tienen la sensibilidad de pensar en ello, para no tener alineaciones totalmente masculinas, pero todavía hay quienes no están preocupados por ello. Es triste, porque con todo el talento que tenemos, ¡merecemos que nos den voz! Pero creo que iremos siendo más valoradas tanto en Portugal como internacionalmente.

¿Cómo haces la estrategia de promoción con tu proyecto y qué impacto ha tenido a lo largo de tu carrera?

Valody: No pienso mucho en una estrategia. Me promociono de una manera natural. No separo mi vida personal de mi carrera. Valody es Vanessa Sousa. Honestamente, creo que la forma en que me muestro es una manera limpia y sin mentiras, lo que soy es lo que muestro; no soy perfecta, pero soy real. Hace unos años soñé con esto, hoy vivo mi sueño. Aunque todavía tengo mucho que mejorar, estoy muy agradecida por todas las oportunidades que he tenido, ¡que sé que son el fruto de mi dedicación!



Valody entrevista a Ninasonik

Ninasonik es productora y dj, fundadora y profesora de la escuela de producción musical Vaarian Sound Studio, así como del sello Vaarian Records. Ha publicado con Love Story Recordings (Londres), Deep Taste (Colombia) y su propio sello (México). Ha colaborado con productores y DJs nacionales e internacionales compartiendo escenarios con The Black Madonna (EU), Kobosil, Answer Code Request (Alemania), Volvox (EU), Umfang (EU), entre otros. Su trabajo ha sido reseñado por publicaciones especializadas como Vice, Noisey, Thump, Remezcla y Discwoman, entre otros.


¿Cuándo comienza tu carrera y qué te hizo empezar?

Ninasonik: Empecé hace 11 años cuanto tenía como 24 años, yo ya había estudiado diseño gráfico. Es algo que la gente no sabe de mí. Yo daba clases de pintura y dibujo, hasta que una amiga me platicó que tenía que conocer Ableton Live. Desde muy pequeña me gustaba la música como el trip hop de los 90, algo que no era muy común escuchar en la adolescencia, ya que estábamos influenciados por escuchar pop o rock. Sin embargo, me parecía muy interesante toda la música melancólica y sexy, entonces me dio mucha curiosidad saber si yo podía hacer música de ese estilo, así que me acerqué con mi amiga Demian Licht, quien me enseñó a usar el programa. Después de muchos años aprendí a hacerlo cada vez mejor y me emocionó tanto, que simplemente no paré. Le encontré sentido a mi vida y ahora se convirtió en mi pasión y en mi carrera. Mi vida dio un giro de 360 grados gracias a la música.

¿Tienes un horario para producir?

Ninasonik: No realmente, lo que sí tengo es un espacio adecuado para ello. Creo que es importante tener un espacio definido para producir y que no tengas ninguna distracción, así te puedes concentrar en cualquiera que sea el momento. A veces puedo pasar semanas sin tocar el estudio o a veces puedo pasarme meses ahí metida. Todo va a depender de qué tan inspirada esté, aunque normalmente me dan ganas de producir después de ver alguna película o de escuchar algunos tracks. Me inspira constantemente escuchar a otros artistas, incluso puedo tomar inspiración de pasarelas de moda, pero, acá entre nos, cuando estoy triste es cuando más música hago.

¿Cómo es la escena electrónica en tu país (antes y después del Covid)?

Ninasonik: Bueno, desafortunadamente vivo en una ciudad [Querétaro] a la que todavía le falta mucha cultura musical y, sobre todo, perspectiva de género, así como ser profesionales, y con ello me refiero a que muy pocos djs o productores venden su trabajo o le dan valor al mismo. La escena musical no existe si entre nosotros hay competencias, envidias y burlas. Antes del Covid, pues había bastante de eso; también algunos eventos interesantes (muy pocos), pero de esos muy buenos. Sin embargo, siempre hubo line ups con mayoría de hombres. Después del Covid creo que todos empezaron a hacer streamings y también comenzaron a invitarse más o a moverse más entre unos y otros. Es curioso cómo la pandemia, en vez de separarnos, nos unió más como escena, es decir, ahora, como no tenemos eventos, nos invitamos más a trabajar y colaborar en distintos proyectos tanto de streaming como de colaboración musical, etcétera. Creo que aunque todavía le falta mucho a esta ciudad por crecer, vamos mejorando poco a poco. Sin embargo, siento que nos falta valorar más nuestro potencial y talento local. Me gustaría que fuese más amigable trabajar con mis compañeros, sin tanto drama y ego entre djs.