Bahía de Ascenso: Todos los caminos llevan al jazz.

Por: Karen Ríos.


Si nuestra vida fuera guiada por el impulso e improvisación que caracteriza al jazz y las decisiones fluyeran tan libremente como lo hacen sus notas, ¿dónde estaríamos?


Foto: Rey Vinilo


A raíz de Record Store Day un festejo para las tiendas de discos vinilo, aquellas que realizan su labor de manera independiente y teniendo como principal motor la pasión que desborda el sonido único de una aguja con movimiento. Conocí y me vi atraída por un álbum y agrupación recién salidos del agua: Bahía de ascenso. Las personalidades de los integrantes se cruzaron en un proyecto que estaba en la cabeza y corazón de Roberto Verástegui, no había intención de formar una banda ni mucho menos de realizar una grabación vinilo, su único objetivo era finalizar algunas composiciones pendientes, más la conexión instantánea que experimentaron se vió consolidada por el veneno y encanto del free jazz, desembocando en este gran debut.



Foto: Rey Vinilo


Bahía de ascenso está intregrada por: Roberto Verástegui, Silvana Estrada, Andréz Márquez, Diego Franco, Aaron Flores y Jacob Smith, la mayoría con una influencia próxima al jazz, como en el caso de Silvana Estrada a quien su búsqueda musical la llevó anteriormente a grabar un disco en compañía de Charlie Hunter. Por su parte, Roberto tiene una ya reconocida participación dentro de Paté de Fuá y un largo camino profesional incluso como acompañante en el extranjero.


Foto: Rey Vinilo


Por fortuna sus caminos desembocaron en el mismo sendero, produciendo un sonido atractivo e hipnotizante, un tanto oscuro y con una ejecución que deslumbra. La voz de Silvana se escucha desafiante, renovada y casi rayando en lo voraz.


Foto: @peach_melba


Si esto no fuera suficiente, el broche de oro lo termina de poner el equipo de Rey Vinilo, quienes con 5 años de experiencia en México se han encargado de manufacturar no solo viniles, sino en realidad de materializar historias a través de sonidos de alta calidad, que a su vez resulten atractivos para otros mercados, en el caso de Bahía de ascenso es evidente que encontraron al diablo en los detalles, el deleite visual en la portada corrió a cargo del pintor Fabián Ramírez y la artista visual Ikuyarugo, en su interior cuenta con terminados en serigrafía, poemas y notas personalizadas de cada uno de los integrantes, sin duda una experiencia multi-sensorial de la que solo existen 300 piezas.



Foto: Rey Vinilo


Si este álbum tuviera una lección sería la siguiente: ¡Improvisa! Tal vez sin notarlo te encuentres bajo los influjos del jazz y obtendrás la vida sincopada que tanto mereces.



Foto: Rey Vinilo

Gunk

Legal

Redes

Jab

Hook

Blast

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Contacto

Leak

© 2020 Gunk